De un zen que da asco

Estoy de un zen que da asco. Pero yo, feliz. Eso sí, hoy, traigo filosofía barata, que conste, así que, depende de cómo lo veas, date el piro. Verás, me he dado cuenta de que hay un tipo de gente que no me gusta nada, que no quiero en mi vida e incluso que, si está hoy rondando por aquí, terminaremos cogiendo caminos distintos, así que plim.  Y, no sé, quiero compartirlo contigo, supongo (seas quien seas). Hablo de esa

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar